Un concierto único

“La Gran Zarzuela Navarra”
Joaquín Gaztambide y Garbayo (Tudela, 1822) es uno de los compositores navarros más importantes por su destacada labor en la música clásica. Su legado forma parte del patrimonio inmaterial de la cultura navarra y su faceta más conocida fue la de compositor de zarzuela, género en el que fue muy prolífico y reconocido a nivel nacional e internacional.

Junto a Hilarión Eslava, Emilio Arrieta y Francisco Barbieri, formó parte de distintas iniciativas en fomento de la ópera nacional española.

Fue, sin duda, el emblema de este estilo musical, pues compuso 46 zarzuelas, 32 de ellas en solitario y las otras catorce en colaboración. En los escritos de hace dos siglos se le reseña como el compositor que mejor supo plasmar el sentir de la época en sus composiciones, siendo pionero en la zarzuela.

El concierto que propone la orquesta Sinfonía Navarra es una actuación inédita a través de un formato novedoso, único y original donde las composiciones más especiales y representativas de Gaztambide se escucharán con todos sus matices llegando al corazón del público.

JOSÉ LUIS SOLA y RAQUEL FERNÁNDEZ Las voces del concierto

La guinda a esta actuación la ponen dos maravillosos solistas, la soprano Raquel Fernández y el tenor José Luis Sola, ambos artistas consagrados con gran experiencia sobre el escenario.

La parte vocal se acompaña, también, con la presencia de una agrupación coral. Todos ellos ponen sus timbres al servicio del genio tudelano.

RINALDO ZHOK
El pianista de corazón navarro

En el ámbito musical también se cuenta con el virtuosismo del pianista internacional Rinaldo Zhok, así como con otros especialistas que nos acompañan siempre con música en directo.
Un merecido reconocimiento al maestro Joaquín Gaztambide. Así, en el bicentenario de su nacimiento, sus obras volverán a sonar con alegría y, sobre todo, la fuerza que desde que se crearon transmitían sus zarzuelas.

Sin duda, se trata de una actuación cultural y musical multidisciplinar y enriquecedora, apta para todos los públicos. Ningún amante de la buena música se la debe perder.